miércoles, 22 de enero de 2014

EL PERRO DE PRESA HACE HISTORIA POR SU APORTACIÓN CIENTIFICA



La prestigiosa revista científica BMC Veterinary Research se hizo eco recientemente de los resultados del programa de terapia regenerativa poliarticular desarrollado por la Facultad de Veterinaria de la Universidad de Las Palmas en colaboración con el Club del Perro de Presa Canario de Las Palmas. 

Este ensayo, dirigido por el Doctor en Veterinaria José Manuel Vilar Guereño, se basa en el uso experimental de células madre y plasma enriquecido de animales afectados por patologías articulares, empleadas para regenerar el tejido articular dañado. 

Durante varios meses fueron intervenidos diez ejemplares de Perro de Presa Canario aportados por el CPPCLP, a los que se extrajo células grasas y plasma para proceder a su enriquecimiento, tras el cual se reimplantaron directamente en las articulaciones afectadas.

Los ejemplares utilizados padecían diversas afecciones articulares, fundamentalmente displasia de cadera y codo que, tras su tratamiento, experimentaron notables mejorías que fueron registradas y valoradas por el equipo veterinario para la elaboración del documento y sus correspondientes conclusiones.

Este proyecto, desarrollado con una raza canina autóctona de Canarias, es pionero en España y sus resultados constituyen una avanzadilla científica que abre las puertas a su utilización en otras especies y, por supuesto, en la medicina humana.
El hecho de que prestigiosas revistas científicas hayan publicado este trabajo da idea de la relevancia del estudio y sus repercusiones futuras en la mejora del tratamiento de estas patologías, cuya fortaleza reside en el uso de métodos naturales no invasivos, sin recurrir al uso de medicamentos. 
   
El Club del Perro de Presa Canario, quiere extender su felicitación al Dr. Villar Guereño y a todo el equipo de la Facultad de Veterinaria grancanaria, por su valiosa aportación científica y por la elección de nuestra raza canina autóctona para el desarrollo de este importante estudio con indudables repercusiones terapéuticas.

Hay que señalar que por un error tipográfico del rotativo, se señaló como participante en el programa al ejemplar que aparece en la foto, que en ningún caso ha requerido tratamiento alguno, dado que ni padece ni ha padecido dicha patología.