martes, 24 de enero de 2017

ENCUENTRO PRESERO EN BAJAMAR




En lo que se convirtió en encuentro de obligada concurrencia para los aficionados al Presa tradicional, la localidad tinerfeña de Bajamar congregó a un buen número de preseros comprometidos con la funcionalidad de sus animales, dando continuidad a las recordadas concentraciones anuales de Punta del Hidalgo.

Invitados por la gente del Club Guarrayo, varios miembros del Club del Perro de Presa Canario de Las Palmas acudieron a la cita con ánimo de compartir un interesante día de trabajo canino junto a sus colegas tinerfeños.

Alrededor de una veintena de perros, llegados desde Tenerife y Gran Canaria, se congregaron en la zona Norte de la isla picuda para someterse a diferentes pruebas relacionadas con la guarda y protección. Para ello se contó con un fenomenal plantel de figurantes que aportaron su experiencia y supieron sacar lo mejor de los ejemplares participantes.

Hay que destacar el buen hacer de estos especialistas, que con un respeto absoluto hacia los ejemplares, presionaron lo justo hasta hacer aflorar el nivel de trabajo de cada perro, sin llegar a forzar la capacidad de cada individuo y aplicando pedagogía y habilidad en todo momento.

Así, Nayra Txasco, Eduardo Cabanillas, Antonio Martel, Jose Henríquez y Yeray Betancor se esforzaron a tope, alternándose entre las distintas acciones, que se iniciaron con dos ejercicios de guarda manteniendo sujeto al ejemplar, tanto solo como acompañado por su guía. Luego se efectuó una intervención sorpresiva, asaltando el figurante desde el Revier mientras el guía pasea con el perro, para terminar la ronda de ejercicios con un trabajo de protección de vehículo. Los ejemplares fueron rotando por las distintas actuaciones, resultando el nivel exhibido muy aceptable.

Tanto los criadores y propietarios participantes, como los figurantes y asistentes coincidían en valorar la importancia de conservar las aptitudes y desarrollar adecuadamente la funcionalidad del Perro de Presa, como garantía de futuro para la raza.

Al encuentro también asistió Miguel Vega, Presidente del CPPCLP, quien a pesar de sus ochenta y tantos años quiso estar presente en el acto y participar de la jornada presera.

Todo el evento estuvo presidido por la camaradería y el buen ambiente, culminándose con un tenderete al más puro estilo canario, donde se comentaron las incidencias de la jornada y la necesidad de dar continuidad a este tipo de concentraciones, de cuyos resultados conservamos muy buen sabor de boca.

Queremos agradecer a todos los participantes y muy especialmente a José Díaz, a Xerax Alonso y a su pareja, sobre quienes recayó gran parte de la organización, su amable invitación y las atenciones que nos prestaron durante la jornada. Y tal y como les anticipamos en el propio evento, ya estamos preparando la devolución de visita en Gran Canaria. Un encuentro para recordar.